Cuando leí la noticia que El Salvador se disponía a poner el Bitcoin como una moneda de curso en el país, solo se me vino a la memoria el cuento de pulgarcito y las botas mágicas de 7 leguas (1 legua = 4,82803 KM) del gigante que le hacia recorrer 7 leguas de distancias en cada salto, haciendo una analogía, es lo que ha pasado en El Salvador, ha dado un salto a la tecnología.

Realmente para muchos lo que ha pasado en este país ha sorprendido, desde todo punto de vista y pronostico, la forma de cómo se implemento y con la rapidez con que lo ha realizado ha sorprendido.

Nadie de momento sabe a ciencia cierta que hay detrás de todo este aparato, lo único que se sabe es que fue una iniciativa del actual presidente, conocido popularmente como el chico de twitter.  Sin embargo, para muchos la iniciativa de tener una criptomoneda de uso como el bitcoin pone en entredicho el beneficio como tal y aquí es bueno aclarar las buenas intenciones que ha dado a conocer el presidente Bukele, y el peligro que esto también pudiera traerle al usuario final.

Una de las ventajas de este tipo de implementación es el darle a la población una opción de remesas mas rápida, con menor costo de comisión por transacción, etc. Pero aquí hay un pequeño problema que todavía esta por verse venir en El Salvador.

El Salvador al igual que muchos países en Latino América, la cantidad de inmigrantes en los Estados Unidos de América y en otros países sumamente grande. De acuerdo con un informe del Banco Central de Remesas de El Salvador BCR en el 2020. “Las remesas familiares recibidas por El Salvador alcanzaron los US$873.9 millones al mes de febrero de 2020, representando un aumento de 8.8%, superior en US$71 millones respecto el año anterior, informó el Banco Central de Reserva de El Salvador.“, sin embargo para este mismo periodo a Febrero del 2021 el BCR de El Salvador reportaba el ingreso de mas de mil millones de dólares en concepto de remesas.

Con estos datos podemos tener una idea del impacto que traería este cambio de enviar remesas por esta nueva tecnología y no por los canales tradicionales normalmente utilizados por los usuarios. Por un lado, esto beneficiaria al usuario final por que podrá enviar un poco mas ya que pagaría menos en concepto de comisiones. Pero la parte negativa se la llevarían estas empresas que ofrecen el envió de remesas desde el punto de vista de las comisiones ya que perderían este ingreso, un ingreso de miles de dólares en concepto de comisiones.

Ahora con esta tecnología en donde los costos operativos se reducen a centavos, con una disponibilidad inmediata, este sector financiero que por muchos años han puesto las reglas en cuanto a las remesas, no van a quedarse con los brazos cruzados viendo como se les quito de la boca el pastel de las comisiones.

Aquí en lo personal me ha sorprendido en como el presidente Bukele supo manejar este proyecto de manera silencioso y rápido algo que de seguro todavía estas empresas no han encontrado la manera de cómo contra restar la idea para evitar que se les escape de las manos ese gran capital que han venido amansando producto de las remesas, que muchas veces es una salvajada la comisión que cobran.

Sin embargo, no todo en esto es color de Rosa, a como solemos decir popularmente, desde el punto de vista del usuario final, esto es también un poco peligroso y el usuario final debe estar claro de cómo usar este servicio de la manera mas inteligente posible y rápida.

Como mencione al inicio el principal foco de este proyecto si lo vemos de manera rápida es el beneficio en cuanto a rapidez, disponibilidad y costo en cuanto a remesas, pero ojo aquí hay un pequeño problema, un problema que se le llama volatilidad y es que esta crypto moneda no tiene un respaldo fijo, sino que se mueve de acuerdo con los usuarios.

En otras palabras y de menara simple, en cosas de segundos el valor se puede caer como dispararse, esto lo pudimos ver en los primeros meses del año 2021. Ahora que es lo que quiero decir con este tema. Para el usuario final que va a utilizarlo como un medio de remesas, no debe perder tiempo en retirar la remesa si es ese el propósito, explicare con un pequeño ejemplo.

  • Juan en USA quiere mandar USD $100 a El Salvador, esos USD $ 100 se van a convertir a Bitcoin en una cantidad xyz, al momento de la conversión.
  • En cuestiones de segundos ese dinero esta disponible en El Salvador y Julia que es la persona en recibirla lo puede retirar inmediatamente convirtiendo el valor xyz a dólar, es decir hipotéticamente retiro sus USD $100.

Aquí todo fue rápido y quizás en ese lapso no se dio variación alguna del costo del Bitcoin por lo que Juan y Julia están felices, Julia recibió lo que Juan calculo que recibiría.

Pero ahora veamos el hipotético caso que Juan a las 10:00 AM envía USD $100, en ese momento la conversión a Bitcoin fue de xyz pero al segundo 3 es decir a las 10:03 AM, el Bitcoin sufre una caída a como también puede sufrir un aumento, aquí vamos a poner el caso de una caída repentina en donde el valor inicial de xyz igual a USD $100, ahora es de xyz = USD$ 90.

Cuando julio quiere retirar los xyz bitcoin 3 segundos después de la transacción y convertirlos a dólares lo que podrá retirar serán USD $90 no los USD $100 que Juan le escribió que le estaba enviando.

A este caso es al que se le debe tener mucho cuidado por que a como pueden perder también puede ganar.

Felicidades a El Salvador por ser uno de los primeros países en aceptar el Bitcoin como moneda de uso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.