“La mayoría de los buenos programadores programan no porque esperan que les paguen o que el público los adore, sino porque programar es divertido”.

Linus Torvalds